<link rel="stylesheet" id="all-css-45b2eecf8d3094ca77b03984a25fc90d" href="https://habitossaludablesnaturales.com/_static/??-eJylkM1OwzAQhF8I10KIKBfEo6CNvXK3Wf/Iazfy2+MGDilQUsHF8sjzjXd2ScrEUDAUnbg6CqJPWBKYWftoK6PojAwFrUpRyhd1MCIPy/cIV7ucMDs9VWKrJ45mVkxThty0lMb4N7Qc0d9EGVqsRblM9voPCoar7VVOoj1aAuQe08mtSB3HrBgdmHbwFHbp/rbVW2Zvp0xzP39cxFpR9AQMAgF+NZ0hE+g+4IdLLclEf+8MS8wWrOhu/8ckt9LlCBl7vm3rlYLbI9/WHtEQsOLoolyJe7Z7afJ5v1hf/cvjMDyNw/g8Du8uaB0j" type="text/css" media="all">

Cómo ser más tolerante

Existen personas que presentan cierta rigidez mental que les dificulta ser más tolerantes con opciones de vida que difieren de sus esquemas mentales. Esta actitud genera conflictos y separación y, en sus manifestaciones más extremas, lleva a guerras absurdas y sin sentido entre poblaciones y países. La tolerancia, por tanto, se convierte en un valor fundamental a desarrollar en la educación del ser humano en tanto que permite la convivencia cordial, pacífica y sosegada entre las personas.

Sin embargo, la tolerancia no implica aceptarlo todo ya que existen pensamientos, actitudes y conductas que dan lugar a resultados perniciosos para el ser humano por lo que, no, no todo es tolerable. Tras esta aclaración y teniendo en cuenta la necesidad de trabajar el respeto en nuestras sociedades actuales en donde abunda la agresividad, la violencia y la usurpación, a continuación expondremos 12 consejos sobre cómo ser más tolerante.

Abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia
Como primer paso para convertirnos en personas más tolerantes está abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia. En muchos casos, las personas intolerantes son incapaces de poder escuchar argumentos diferentes a los propios. Es por ello que adoptar dicha actitud nos abrirá el camino hacia posibles cambios en nuestro nivel de tolerancia hacia los prójimos.

No juzgar opiniones diferentes
Junto con el hecho de escuchar opiniones diferentes a la propia, resulta importante adoptar la decisión de no juzgar. El juicio es, precisamente, la característica principal de las personas intolerantes por lo que esforzarnos por no juzgar.

Aunque nos cueste al principio, nos va a permitir abrirnos más a recibir nuevas miradas y observarlas ya con un poco de curiosidad, frente al rechazo instantáneo inicial. De esta forma aprendemos a ser más tolerantes con nosotros mismos y con los demás.

Aceptar la validez de estas otras miradas
¿Cómo trabajar la intolerancia? Un paso importante para aprender a ser más tolerantes consiste en ser objetivo y aceptar las buenas aportaciones que miradas diferentes a la propia aportan a los temas específicos. Supone un paso muy difícil para las personas muy intolerantes, pero si nuestra voluntad real radica en cambiar nuestra actitud prejuiciosa, realizar este paso nos permitirá avanzar mucho en el camino.

Ser autocrítico con los errores de nuestros planteamientos

Del mismo modo, tras aceptar los aspectos positivos de otras miradas, para ser más tolerantes será fundamental ser autocrítico con los propios planteamiento, haciéndonos conscientes de nuestros errores e imperfecciones de la visión que, hasta el momento, considerábamos inamovible.

Web de Psicología
lupa

COMPARTIR

Compartir en:

Cómo ser más tolerante

 Valoración: 4 (1 voto) 1 comentario

Por Sara Sanchis. 3 marzo 2022

Cómo ser más tolerante

Existen personas que presentan cierta rigidez mental que les dificulta ser más tolerantes con opciones de vida que difieren de sus esquemas mentales. Esta actitud genera conflictos y separación y, en sus manifestaciones más extremas, lleva a guerras absurdas y sin sentido entre poblaciones y países. La tolerancia, por tanto, se convierte en un valor fundamental a desarrollar en la educación del ser humano en tanto que permite la convivencia cordial, pacífica y sosegada entre las personas.

Sin embargo, la tolerancia no implica aceptarlo todo ya que existen pensamientos, actitudes y conductas que dan lugar a resultados perniciosos para el ser humano por lo que, no, no todo es tolerable. Tras esta aclaración y teniendo en cuenta la necesidad de trabajar el respeto en nuestras sociedades actuales en donde abunda la agresividad, la violencia y la usurpación, a continuación expondremos 12 consejos sobre cómo ser más tolerante.

También te puede interesar: Cómo ser más carismático

null

Índice

  1. Abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia
  2. No juzgar opiniones diferentes
  3. Aceptar la validez de estas otras miradas
  4. Ser autocrítico con los errores de nuestros planteamientos
  5. Contar hasta 10 como técnica de control de impulsos
  6. Aceptar otras miradas aunque, en un principio, no las compartamos
  7. Ser paciente con los demás y con uno mismo
  8. Entender que todas nuestras visiones, hasta la propia, están sesgadas
  9. Nutrir las propia visión con elementos buenos de otros entendimientos
  10. Desechar los elementos negativos y prejuiciosos de nuestra propia mirada
  11. Adoptar una actitud de escucha abierta y activa
  12. Entender que la verdad es la unión de todos los conocimientos

Abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia

Como primer paso para convertirnos en personas más tolerantes está abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia. En muchos casos, las personas intolerantes son incapaces de poder escuchar argumentos diferentes a los propios. Es por ello que adoptar dicha actitud nos abrirá el camino hacia posibles cambios en nuestro nivel de tolerancia hacia los prójimos.

Cómo ser más tolerante - Abrirse a escuchar opiniones diferentes a la propia

No juzgar opiniones diferentes

Junto con el hecho de escuchar opiniones diferentes a la propia, resulta importante adoptar la decisión de no juzgar. El juicio es, precisamente, la característica principal de las personas intolerantes por lo que esforzarnos por no juzgar.

Aunque nos cueste al principio, nos va a permitir abrirnos más a recibir nuevas miradas y observarlas ya con un poco de curiosidad, frente al rechazo instantáneo inicial. De esta forma aprendemos a ser más tolerantes con nosotros mismos y con los demás.

Para progresar en este aspecto, en este post te contamos Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos.

Aceptar la validez de estas otras miradas

¿Cómo trabajar la intolerancia? Un paso importante para aprender a ser más tolerantes consiste en ser objetivo y aceptar las buenas aportaciones que miradas diferentes a la propia aportan a los temas específicos. Supone un paso muy difícil para las personas muy intolerantes, pero si nuestra voluntad real radica en cambiar nuestra actitud prejuiciosa, realizar este paso nos permitirá avanzar mucho en el camino.

null

Ser autocrítico con los errores de nuestros planteamientos

Del mismo modo, tras aceptar los aspectos positivos de otras miradas, para ser más tolerantes será fundamental ser autocrítico con los propios planteamiento, haciéndonos conscientes de nuestros errores e imperfecciones de la visión que, hasta el momento, considerábamos inamovible.

Contar hasta 10 como técnica de control de impulsos

Si el proceso nos resulta complejo, que lo es, y sentimos en nuestro interior el impulso agresivo de imponer nuestro criterio rechazando cualquier otro, la clásica técnica de relajación de «contar hasta 10» nos puede ser muy útil para detener improntas de las que, a posteriori, podríamos arrepentirnos.

Aceptar otras miradas aunque, en un principio, no las compartamos
Otro de los ejemplos de actitudes tolerantes es aceptar el punto de vista de la otra persona aunque no sea igual que la nuestra. Si, avanzando en el proceso de aceptación de otras miradas, nuestro raciocinio nos intenta convencer de que únicamente nuestro punto de vista es el correcto, como ya sabemos que esto no es así, nos ayudará aceptar, sin más, otras miradas aunque en un principio ni las entendamos ni las compartamos.

Ser paciente con los demás y con uno mismo

El proceso de convertirse en una persona más tolerante no es, para nada, sencillo. Por tanto, ser paciente con uno mismo nos ayudará a no morir en el intento.

Por otro lado, ser paciente con los demás nos ayudará a, aunque en un principio no entendamos ciertos modos de entender diferentes a los propios como acabamos de comentar, trabajar la empatía y entender a las personas, al menos, por qué tienen sus razonamientos concretos.

Entender que todas nuestras visiones, hasta la propia, están sesgadas

En el camino de aprendizaje para ser más tolerantes hay que entender que todas las visiones, hasta la propia, están sesgadas es, en sí misma, una actitud tolerante ya que abandona la idea de que alguien en concreto se halla poseedor de la verdad frente a otros que no la tienen.

Nuestras visiones nunca son objetivas sino que se encuentran moduladas por nuestras experiencias y carencias personales. Es por ello que, en todos los casos, cualquier argumentación expuesta será subjetiva y estará sometida a ciertos errores de veracidad.

Nutrir las propia visión con elementos buenos de otros entendimientos

El siguiente consejo psicológico para ser más tolerante es que, entendiendo que nadie, al menos a día de hoy, nadie es poseedor de la verdad, ya que cada uno tiene una perspectiva sesgada de la realidad; es muy recomendable aceptar nutrir la propia visión con los buenos elementos de otros modos de entender la realidad. Esto nos acercará al conocimiento auténtico.

Desechar los elementos negativos y prejuiciosos de nuestra propia mirada

Del mismo modo, ser más tolerante implica desechar todos los elementos negativos y llenos de prejuicios de nuestra propia manera de ver el mundo. Este ejercicio nos costará, pero nos ayudará a ser más tolerantes al adoptar una mirada más cercana a la realidad y alejada de intolerancias injustas.

Adoptar una actitud de escucha abierta y activa
Para que todo este proceso se realice de manera satisfactoria, resulta imprescindible que adoptemos una actitud de escucha abierta y activa que nos acerque, de manera real y sincera, a otros puntos de vista posibilitando, únicamente de este modo, su posible aceptación e integración.

Entender que la verdad es la unión de todos los conocimientos
El último de los consejos psicológicos sobre cómo ser más tolerante implica entender que la verdad no radica en el propio entendimiento, sino en la unión de lo más bueno de cada uno de los entendimientos de toda la humanidad.

Este se convierte en el grado más alto de tolerancia, tras el cual, la búsqueda de la verdad se torna en un proceso de unión, conciliaridad y respeto mutuo del cual ser derivará la construcción de un conocimiento más real, auténtico y verdadero.

Si te resultó útil este artículo sobre cómo ser más tolerante, te recomendamos leer nuestro post Cómo ser más humilde y sencillo para seguir mejorando como persona.

Libros y cursos recomendados para el bienestar físico y mental

Publicado por LadyVilx

Soy una amante de la naturaleza y de sus beneficios para la salud mental y corporal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Optimized with PageSpeed Ninja